Yihadistas sanos y Occidentales locos


(Asesinos, majaretas, majaderetas y medios de comunicación)

Juan Rojo Moreno

         Cada vez comprendo menos a los medios de comunicación y por ende a las autoridades, a los políticos y en general a los medios de influencia. Si se les supone que tienen formación y asesoramiento ¿cómo pueden decir las cosas que dicen? Bueno sí que pueden pues es fácil buscar excusas en…. “El enfermo mental”

Como algunos saben soy psiquiatra y profesor de psiquiatría de una Universidad Española y aun así me asombro que  nuestros doctos dirigentes, políticos, jefes de policía, comunicadores de masas y otros múltiples profesionales no sepan diferenciar a una persona majadera de un enfermo mental.

Una y otra vez vemos, por desgracia, que se comenten actos terroristas y en muchos de ellos, con especial crueldad, se asesina indiscriminadamente a cualquiera que pasa cerca, bien con un coche bomba o con un cinturón explosivo ya sea en España, Alemania, Francia, Bruselas o en cualquier otro país occidental una “persona” se inmola para que muchos o cientos de personas fallezcan sin tener en cuenta la edad, ni el sexo ni la religión, etc.[1]

Pero hay una gran diferencia: el acto es el mismo pero en unos casos decimos que los asesinos son “LOCOS” y en otros simplemente “fanáticos”.

Cuando un ente Yihadista mata con un coche bomba a 150 personas en una puerta de reclutamiento o en un mercado, esa atrocidad no es producto de la locura sino de sus “ideales”, que son considerados fanáticos. Y así nuestra conciencia está clara y feliz porque tenemos perfectamente identificada la “motivación” del atroz asesinato múltiple (aunque es difícil entender una motivación de este tipo sino es con el desarrollo de un pensamiento subhumano). Pero aun teniendo en cuenta si fuera necesario este último argumento entre paréntesis, también entenderíamos sus “motivaciones”.

Así pues, para resumir, estas personas asesinas son consideradas “coherentes” con su estructura empírica fanáticamente ideologizada.

¿Pero qué ocurre cuando un piloto de avión se encierra y decide estrellar el aeroplano asesinando a 150 o más pasajeros? ¿O en un  suceso de los más recientes como ha sido el caso del asesino de Múnich, Ali David Sonboly un joven de 18 años?, ¿o cuando otro asesino, Breivik, el autor con 32 años de la peor matanza noruega desde la Segunda Guerra Mundial, (77 personas), realiza estos actos incomprensibles y atroces?

Pues entonces ya no nos dedicamos a buscar la “coherencia con una estructura empírica fanáticamente ideologizada”, sino que los tachamos directamente de “LOCOS”, término que ya no se usa en Psiquiatria, (posiblemente de origen árabe) pero que viene a indicar una relación con lo “incomprensible”. Como indicaba M. Foucault, los asilos eran considerados como jaulas en las que el loco, igual que los animales, debía ser guardado para la protección de la sociedad.

Y, rápidamente, un paso más aparece en los medios de comunicación y redes sociales: ya no solo es un loco, ya ha superado esa barrera, porque mientras decimos que es un loco toda la sociedad está en vilo por lo incomprensible, pero ¡ahhhh! Pronto se descubre la verdad “es un enfermo mental”. En el último caso de los asesinatos de Múnich el asesino había sido tratado de depresión y/o ansiedad y/o fobia social y/o… no hay más porque no se han encontrado más papeles que digan algo más psiquiátrico. ¿Pero es que los pacientes ansiosos, depresivos o con fobia social, cogen una pistola y se ponen a matar a las 10-20 personas que pasan cerca de forma indiscriminada?

Por supuesto que no. Pero decir que tiene antecedentes psiquiátricos ya tranquiliza a la población:

  1. No es un fanático Yihadista
  2. No es un loco sin más pues ¿a ver qué pasa si a la gente le da por volverse loca?
  3. ¡Perfecto! Es un enfermo mental, y lo era el que estrelló el avión y el que se pone en una azotea con un rifle en EEUU y mata a todo el que puede y… el joven de ultraizquierda o antisistema que va con una mochila cargada de explosivo en España a una manifestación. Espera… en ese caso no es un loco ni un enfermo mental pues presumía de una ideología de cierta casta.

Tendremos que admitir que hay mucha gente Majareta (chalada, chiflada, majara)  y majadera (necia, que hace cosas inconvenientes). Son los “majaderetas”.

Majaretas y majaderos pero no locos ni enfermos mentales. Creo que la mayoría de los enfermos mentales tienen más juicio que estos majaderetas que cuando creen que tienen una idea “creativa”, que no suele ser más que una tensión instintiva subhumana, se sienten con el poder de matar y asesinar por el bien de “la idea” de “los principios” que en el fondo no son más que  contaminaciones corruptas humanas del proceso de socialización.

————————————–

Dejemos a los enfermos psíquicos en paz, que bastante tienen con su enfermedad, con el esfuerzo de curarse y con el sufrimiento de padecerla. No los mezclemos con todos estos majaderetas que lo único que consiguen, cuando los medios de comunicación los equiparan a los enfermos psíquicos, es degradar a estos últimos a niveles que no les corresponde.

¡No, gracias señor presentador, señor periodista, señor político, señor comunicador de redes y masas! No, yo soy un enfermo mental, no soy un majadereta y por favor no me confunda al igual que yo no les confundo a ustedes con la escoria mental que con malas intenciones puede originar en sus profesiones cierta información. Yo entiendo que es por incultura, pero aun así no me identifiquen con estos asesino majaderetas que asolan los valores básico de la humanidad; valores y principios humanos que anhelo, deseo y exijo que ustedes también me los apliquen a mí, enfermo psíquico. Y no se olviden de hacerlo, que muchas veces pasa.

 —————————————————-

[1] Hacemos referencia a “cualquier país occidental” como paradigma, aunque claro esto es válido para  cualquiera de los continentes.

Acerca de juanrojomoreno

Profesor Titular de Psiquiatría Universidad de Valencia
Esta entrada fue publicada en Psiquiatría y Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.